Historias junto al río: qué podés encontrar en el Trekking Urbano por el Suquía

El terreno que ocupaba desde el Puente Avellaneda hasta el parque Las Heras, siempre junto al río Suquía, pertenecía a los Ducasse. Se lo conocía como “el Potrero de Ducasse”, donde reinaba un viejo molino que compraron por 18 mulas gordas y que todavía hoy se sostiene en el tiempo a pesar de sus propias maldiciones: ningún emprendimiento tuvo éxito, y alternó temporadas con algo de prosperidad y temporadas de abandono.

Hoy, la construcción que lleva por nombre de esta familia de harineros franceses –también dueños de una popular panadería de entonces, La Mano Dorada–, es un punto de interés que se puede descubrir en el trekking urbano por la margen del río, propuesta que puso en marcha la Municipalidad de Córdoba y que ofrece una caminata para conocer la historia y la cultura de los principales barrios que pasan por este recorrido de cuatro kilómetros.

Junto a guías del equipo de la Dirección General de Turismo y representantes de la Secretaría de Deportes de la ciudad, la actividad comienza y termina en la Isla de los Patos, y da la vuelta en el nuevo puente curvo “Gobernador Mestre”, siempre con el río como protagonista de la jornada.

La elección del recorrido no es casual: la Isla de los Patos es un emblema tanto del Suquía como del barrio Alberdi, y los edificios en los alrededores tienen muchas historias para destacar, como la del Molino Ducasse.

Nuevo puente Gobernador Mestre

En el comienzo del encuentro, se realizan algunos ejercicios de precalentamiento, mientras se explican los protocolos sanitarios para el recorrido, y luego empieza la caminata de descubrimiento: la ex Cervecería Córdoba, la cancha de Belgrano, el colegio Manuel Belgrano, la usina eléctrica que hoy es un destacado centro cultural de Córdoba, entre otros.

Ejercicios de pre calentamiento

Así, llegan hasta el nuevo puente, donde se pueden disfrutar de los murales en la flamante galería de arte a cielo abierto, pintada por jóvenes cordobeses, para volver por la otra margen del Suquía, después de la vuelta en la desembocadura de La Cañada y detrás de las Torres Capitalinas.

“La ex Cervecería Córdoba es un edificio de principios del siglo 20. Aunque está un poco en ruinas, todavía se aprecia cómo era la construcción original. Recordamos también cómo ese símbolo del barrio Alberdi fue alterado cuando se demolió la chimenea original. Ahora se aprecia una reconstruida en hormigón”, describe Melisa.

Ex Cervecería Córdoba – Cancha del Club Atlético Belgrano

Ese es uno de los hitos del lugar, como la cancha del Club Atlético Belgrano de Córdoba o el colegio Manuel Belgrano, con su arquitectura brutalista similar al del Palacio Municipal. “La Municipalidad es anterior, de 1961, pero conserva un estilo similar. El colegio se inauguró en 1968”, detalla.

La historia de la usina junto al río, también merece ser conocida: “Fue una de las primeras usinas térmicas y eléctricas que proveían servicios energéticos a la Ciudad de Córdoba. Dejó de funcionar a fines de la década de 1970, pero más tarde se hizo famosa por los bailes de cuartetos y los shows, el museo Barrilete, y hoy con la Plaza de la Música, que le ha dado una vida muy activa al barrio con su centro cultural 220 y el Mercado Alberdi con su patio gastronómico”, dice Melisa.

Si ella tiene que destacar un lugar favorito de su recorrido, elige el cruce del nuevo puente. “La obra del puente, que pasa muy cerca del río, los nuevos murales de los alrededores, me encanta”, asegura Melisa, quien ve cómo en cada recorrida del trekking urbano más gente se suma a la propuesta. “La idea es que se pueda volver a disfrutar del río. Antes se lo dejaba de lado, se le daba la espalda, estaba sucio. Ahora se lo está recuperando”.

Nuevo Puente Mestre

Los puentes que atraviesan en el camino, también tienen una gran importancia histórica. A través de ellos, la ciudad se fue ampliando en sus distintos puntos cardinales, y nacieron nuevos barrios, como General Paz, San Martín, Alta Córdoba, entre otros. En el trekking urbano pasan por debajo del Puente Avellaneda, con el Molino Ducasse como centinela.

“En ese puente, se puede ver a la perfección la conjunción del antiguo y el nuevo cuando pasamos por debajo. El primero se construyó en 1890, y puede verse la primera parte de mampostería de ladrillos, con sus arcos; junto a él, se hizo en el siglo 20 el puente nuevo, imitando al anterior pero con materiales modernos”.

La recorrida por el Río Suquía, nos permite una posibilidad tanto a turistas como a los propios vecinos de Córdoba, de conocer un poco más sobre nuestra historia.

COMPARTIR

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS

Artículos relacionados

Una isla en la ciudad

Por Carolina Ricci y Camila Pilatti El 20 de marzo de 2020 Argentina entró en Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio para mitigar la propagación del